Macro al DíaSemanasdiciembre 20, 20220Una mirada a Latam 6

2.Formato banner web

Elmer Cuba, socio de Macroconsult

La economía peruana es la sexta en tamaño dentro de América Latina y el Caribe. Veamos el desempeño macroeconómico esperado para el próximo año de los 6 países más grandes de la región, según las proyecciones económicas de LAECO, la alianza de consultoras latinoamericanas.

Durante 2021 y 2022 las economías de estos países vienen saliendo a diferentes velocidades luego de las secuelas de la recesión del 2020, sus propias restricciones sanitarias y las políticas macroeconómicas ejecutadas en esa ocasión.

En promedio simple, el PBI de este grupo de países crecería cerca de 4.0% en 2022 y apenas 1.0% en 2023. Esta marcada desaceleración sería el reflejo del empeoramiento tanto de las condiciones externas como las internas.

Dentro de las externas, tenemos el menor crecimiento mundial, las mayores tasas de interés internacionales y los menores términos de intercambio. Dentro de las condiciones internas, tenemos el endurecimiento de las políticas monetarias, políticas fiscales neutrales o contractivas y erosión en las aprobaciones de las gestiones presidenciales, con algunas excepciones como la de México.

En el caso de la inflación, en promedio -sin considerar Argentina- la tasa anual cerraría en alrededor de 9.7% para fines del presente año y un 5.4% para el 2023. En parte, el costo de la lucha antiinflacionaria tendrá algunos costos -en el corto plazo – por el lado del dinamismo económico.

En el caso argentino, la tasa de inflación alcanzaría el 100% en 2022 y con una tasa esperada de 90% para 2023. El fútbol argentino es de clase mundial, pero su política macroeconómica es deplorable. Aunque ambos fenómenos no tienen relación entre sí.

Brasil

La tasa de inflación en Brasil cerraría este año en 5.8% y en 2023 sería de 5%. Mientras que el crecimiento económico alcanzaría el 2.5% y 0.4%, respectivamente. Ese muy bajo crecimiento puede contener 2 trimestres negativos, lo que traería una sensación de recesión en el primer año de Lula.

El entrante Lula ha prometido cierta expansión fiscal, que pone presión a las reglas fiscales de ese país y pone en tensión a los mercados de deuda.

México

En 2022 y 2023 la tasa de inflación sería de 8.7% y 5.4% respectivamente. Mientras que el crecimiento económico pasaría de 2.2% en 2022 a apenas 1.0% en 2023, el quinto año de gobierno de AMLO.

Actualmente existe una fuerte discusión sobre una reforma constitucional para pasar al organismo electoral desde su actual autonomía a ser parte de una secretaria de gobierno. Ello ha polarizado a la sociedad, parte de la cual la considera una amenaza a la democracia.

Argentina

La economía sufriría una fuerte desaceleración desde un 5.2 % en 2022 a cerca de un 1.3% el próximo año.

En el proceso electoral, se espera una derrota de oficialismo. Por ello, el debate se concentra en las primarias de cada grupo. El resultado electoral esperado abre un espacio para reformas económicas de más largo alcance.

Colombia

La tasa de inflación pasaría de 12.5% en 2022 a una tasa de 8% en 2023. Mientras que el crecimiento económico sufriría la más fuerte desaceleración de este grupo de países, al pasar de 8.5% este año a 2% para 2023.

El crecimiento de este año estará entre las tasas más altas del mundo. Por ello, la sensación de desaceleración económica será fuerte en el primer año completo del presidente Petro. En un contexto de alta devaluación (28% en el año) y política energética con idas y vueltas.

Mientras que la tasa de inflación de 8% para el próximo año sería la más alta del grupo salvo Argentina. Muy desviada de la meta del Banco de la República.

Chile

La economía chilena cerraría 2022 con una tasa de inflación de 12.8% y 5.2% en 2023. Por el lado real, la tasa de crecimiento del PBI pasaría de 2.8% este año a -1.0% en 2023.

Finalmente, gobierno y oposición acordaron un mecanismo para redactar la nueva Constitución, con 12 principios básicos, un grupo de 24 expertos elegidos por el Congreso, que redactará el borrador y será revisado por una pequeña convención constituyente compuesta por 50 personas elegidas. Se redactará durante el año 2023 y con un plebiscito de salida para noviembre de ese año.

Se espera un documento con muchos menores riesgos económicos e institucionales y más derechos económicos y sociales, hacia una economía de bienestar aun en formación en un país en desarrollo.

Perú

La inflación cerraría el año con una tasa de 8.5%, pero para 2023 se espera una tasa de 3%, en línea con el rango meta del BCRP. La tasa de inflación en el primer trimestre se mantendría relativamente alta por las malas cosechas a raíz de la sequía y la menor utilización de fertilizantes. La inflación cedería más rápidamente en el cuarto trimestre del año, Por su parte, el PBI crecería este año 2.8% y 2.1% en 2023.

En definitiva, en 2023 la economía peruana mostraría nuevamente su fortaleza macroeconómica en un año difícil para la región, con una combinación de tasas de inflación y de crecimiento económico superior a este grupo de países. Ello incluso en medio de una crisis política y un año electoral. Parafraseando la campaña de Clinton, “es el modelo económico, …”.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *