Paraguay

MF Economía: El proceso de desaceleración económica se espera continúe en 2019, antes de revertirse en 2020

Economía: El proceso de desaceleración económica se espera continúe en 2019, antes de revertirse en 2020. De hecho, para 2020, se prevé una recuperación en el ritmo de crecimiento para ubicarlo en 3,9%, impulsado, entre otros factores, por una leve recuperación en Argentina y Brasil. Dada la fuerte influencia de la agricultura en la economía a través de la inversión, las exportaciones y los efectos sobre el consumo, los principales riesgos a una mejora de perspectivas incluyen el impacto de los factores climáticos adversos a la cosecha agrícola, incluidas sequías e inundaciones. Los esfuerzos de diversificación económica por parte del gobierno están enfocados ayudar al sector de servicios mediante una mejora de su capital humano, sin embargo, sus efectos no son observables en el corto plazo. La dependencia de Paraguay en la agricultura y la agroindustria continuará exponiendo a la economía a los choques climáticos. Se espera que la inflación anual se mantenga dentro del rango de 2 a 6% establecido por el Banco Central del Paraguay y que el guaraní se deprecie moderadamente en 2019-22 a un promedio de Gs./USD 6.600 para 2022.

Política: El menor dinamismo económico y la creciente fragmentación política en el congreso reducen la capacidad de liderazgo del presidente Mario Abdo, así como la implementación de su agenda de gobierno. El presidente, que había señalado la creación de empleo, salud, educación, infraestructura y una reforma fiscal como las principales prioridades de su presidencia, ha demostrado limitada capacidad de gestión en su primer año de mandato. Al mismo tiempo, el ingreso de grandes modificaciones al sistema tributario y la gestión de política fiscal es poco probable. Abdo y los portavoces de su equipo económico han rechazado la introducción de un impuesto a las exportaciones de soja o un aumento del impuesto a la renta, actualmente del 10%. En cambio, Abdo ha manifestado su preferencia por centrarse en ampliar la base impositiva y reducir la evasión. Este mes, el gobierno debe presentar la propuesta de reforma fiscal ante el Senado, aunque no esperamos grandes cambios al sistema impositivo. El presidente, quien se ha dedicado a tejer alianzas dentro de su partido para asegurar su posición ante los legisladores, enfrentará mayores niveles de sectarismos interno, lo cual reducirá sus probabilidades de éxito en reformas estructurales claves.

Paraguay