La pobreza en Venezuela

Por: Laís Grey

Fuente: Diario Gestión

Fecha: 06 – 02 – 2019

La alarmante situación económica que afecta a Venezuela tiene serias implicancias sociales que podrían condicionar -de manera importante- el capital humano del país. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCONVI) de Venezuela realizada de manera conjunta por tres de las universidades más grandes del país (USB, UCAB y UCV), en los últimos años, la pobreza monetaria ha aumentado en casi 40 puntos porcentuales (de 48% en 2014 a 87% en 2017, último dato disponible), acabando así con la clase media del país con las mayores reservas de petróleo del mundo.

En el año 2017, 9 de cada 10 personas en Venezuela se encontraban en situación de pobreza monetaria, es decir, su nivel de ingreso no les permitía acceder a una canasta básica de alimentos ni de servicios prioritarios para la salud y educación. Peor aún, la pobreza extrema alcanzaba al 61% de la población, lo que significa que casi 20 millones de personas no podían asegurarse una canasta básica alimentaria o, lo que es lo mismo, pasaban hambre. Solo para dimensionar la gravedad del problema: la pobreza en Venezuela es 4 veces la de Perú (21.7%) y la pobreza extrema es 16 veces mayor (3.8%).

Según la misma encuesta, en 2017, el 80% de la población venezolana comió menos porque no había suficiente comida en el hogar, el 63% recortó el número de comidas diarias o se las saltó y el 61% durmió con hambre porque no había suficiente dinero para comprar alimentos. En consecuencia, el peso de un venezolano promedio se redujo en 11kg respecto al año anterior. Experiencias similares en otros países muestran que esta situación podría tener implicancias directas en el deterioro de su capital humano y condicionar su performance futura, por ejemplo, en términos de productividad.

El contexto económico que enfrenta Venezuela sugiere que la situación actual podría ser más grave a la estimada para el año 2017. De acuerdo con las estimaciones de Ecoanalítica, una de las principales empresas de consultoría económica de Venezuela, en enero de este año se cumplieron 14 meses de hiperinflación y se alcanzó un nuevo récord: 222.3% de inflación mensual. Dado que los salarios no se ajustan al mismo ritmo al que suben los precios, estos niveles de inflación solo pueden resultar en un mayor empobrecimiento de la población, haciendo que la línea de pobreza sea cada vez más inalcanzable para un mayor número de personas.

Es importante mencionar que ningún país en la región presenta estos niveles de pobreza. Tampoco tenemos registro de una situación similar en la historia reciente del Perú, ni siquiera durante la década de los ochentas (hiperinflación) ni noventas (shock económico). Si bien se estima que más de la mitad de la pobreza en Venezuela es reciente (es decir, se debe una reducción reciente de ingresos) con lo cual, de mejorar la situación, esta podría revertirse en el corto plazo; un tercio es crónica, es decir, involucra aspectos estructurales de la misma y, por tanto, más difíciles de resolver.

La pobreza en Venezuela