Juguetes para estudiar ciencias

Por: Yohnny Campana

Fuente: Diario Gestión

Fecha: 27 – 11 – 2019

Existe una regularidad en la educación superior que indica que las mujeres son menos propensas a estudiar carreras del grupo STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemática).

Ello ocurre a nivel mundial, incluso en países desarrollados, pero también en Perú. Por ejemplo, en un estudio realizado en el 2018 por investigadores de la Universidad Católica del Perú se muestra que del total de estudiantes universitarios en carreras STEM en el 2016, la cuota femenina llegaba sólo a 29%, aun cuando la población total de estudiantes universitarios estaba compuesta en igual proporción por varones y mujeres.

¿Qué está detrás de estas disparidades de género? Las explicaciones son varias, pero una en particular tiene que ver con la exposición a modelos de roles diferenciados que se inician en etapas infantiles y que moldean intereses, habilidades y aspiraciones. Existen investigaciones, no ajenas a controversia, que plantean la hipótesis de que estos modelos se proyectan en la cotidianidad, incluso a través de objetos tan comunes como los juguetes y los usos tradicionales de género que los comerciales reflejan.

Lisa Dinella, una reconocida psicóloga estadounidense, indica, por ejemplo, que los juguetes de muñecas y cocinillas que se suele obsequiar a las niñas influyen en el desarrollo de habilidades lingüísticas tempranas, mientras que los bloques de construcción o legos, que son regalos más usuales para niños, tienden a desarrollar habilidades espaciales que sientan las bases para el aprendizaje de matemáticas. La exposición permanente a estos modelos genera habilidades diferenciadas que tiene correlato observacional con el mejor desempeño de los niños en matemática y con el mejor desempeño de las niñas en comunicación, incluso en etapas escolares iniciales (en Perú esto puede observarse en los resultados de las evaluaciones ECE o PISA).

Luego, estos resultados reforzarían creencias respecto a habilidades diferenciadas de género que terminan influyendo en las decisiones de elección de carreras superiores. Visto de esa manera, en esta Navidad algunos padres podrían terminar influyendo involuntariamente a través de sus regalos en las carreras que sus hijos e hijas elegirán en el largo plazo.

Sobre cómo revertir lo anterior y cambiar las aspiraciones de las niñas hay menos que decir, pero los estudios han explorado la exposición a modelos de roles contra-estereotípicos con relativo éxito y en algunos países son parte de políticas activas desde el Estado. En este punto Perú está bastante más rezagado. Lo cierto, sin embargo, es que reducir la brecha de acceso de mujeres en carreras STEM es necesario, como sugiere un estudio de McKinsey del 2015, para mejorar la eficiencia en la asignación de recursos humanos, reducir la brecha salarial de género y potenciar el crecimiento económico.

Juguetes para estudiar ciencias