Artículo de la semana: Una mirada al Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad

El objetivo principal del plan es proporcionar una hoja de ruta para que el Estado peruano pueda incrementar la productividad y la competitividad mediante el cierre de la brecha de infraestructura de acceso básico.

El 28 de julio de 2019, el Ministerio de Economía y Finanzas publicó el Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad, en línea con uno de los objetivos prioritarios de la Política Nacional de Competitividad y Productividad promulgada en diciembre de 2018. Se presentaron 52 proyectos prioritarios valorizados en casi S/ 100 mil millones.

El objetivo principal del Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad (PNIC) es proporcionar una hoja de ruta para que el Estado peruano pueda incrementar la productividad y la competitividad mediante el cierre de la brecha de infraestructura.

¿Qué contiene el PNIC?

El PNIC comienza con un diagnóstico de la situación actual del desarrollo de infraestructura de acceso básico en el Perú.

Se concluye que el Perú se encuentra retrasado en cuanto al desarrollo que debería tener de acuerdo a sus actuales características macroeconómicas, sociales y geográficas. Para cerrar esta brecha, se requiere una inversión de S/ 117,183 millones (16% del Producto Bruto Interno, PBI, de 2018). Asimismo, se estima que la inversión requerida para alcanzar los niveles de infraestructura de los países desarrollados es S/ 363,452 millones (49% del PBI de 2018). En ambos casos, los sectores que requieren mayores niveles de inversión son transporte, saneamiento y salud.

Luego del diagnóstico inicial, el PNIC define una metodología para priorizar los proyectos de infraestructura de acuerdo con su potencial de impacto productivo y social. Como resultado, se priorizaron 52 proyectos valorizados en S/ 99,196 millones, cifra bastante cercana a lo que se requeriría para cerrar el actual retraso en infraestructura.

La tabla 1 presenta estos proyectos desde la dimensión territorial, la tabla 2 desde la dimensión sectorial y la tabla 3 por modalidad de ejecución. Así, se tiene que la mayor parte de los proyectos se ubican en Lima Metropolitana, corresponden al sector transporte y comunicaciones y se ejecutan mediante la modalidad de Asociaciones Público Privadas (APP).

Finalmente, el PNIC propone un arreglo institucional que consiste en la creación de una Secretaría Técnica (ST) dentro del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) encargada del planeamiento y seguimiento de los proyectos priorizados. Asimismo, se plantea una serie de instrumentos que ayuden a que los proyectos puedan ejecutarse con mayor celeridad, entre los que destacan el Project Management Office (PMO), basado en la experiencia exitosa de los Juegos Panamericanos, contratos con incentivos presupuestarios para las entidades del Estado y el diseño de contratos estándar para las Asociaciones Pública Privadas (APP).

Algunas consideraciones

El PNIC muestra que los países más competitivos poseen planes de infraestructura con proyectos priorizados, por lo que su sola creación y existencia es una señal positiva.

En relación con el diagnóstico, se debe señalar que los cálculos mostrados pueden estar subestimados, como se reconoce en el mismo documento, debido a que no consideran todos los sectores que requieren de infraestructura (cárceles, turismo, entre otros); y tampoco toman en cuenta la brecha de calidad, el costo de mantenimiento de la infraestructura, la inversión en infraestructura de prevención para desastres naturales, entre otros.

En cuanto a los proyectos priorizados, es importante mencionar que los casi S/ 100 mil millones no corresponden, necesariamente, a la inversión realizable en los próximos años. Al respecto, una parte importante de estos proyectos (24 de los 52) están en ejecución y muestran distintos grados de avance y trabas que impiden que sigan adelante. Asimismo, los proyectos en proceso (25 de los 52) y en idea (tres de los 52) pueden tardar un tiempo prolongado para empezar a ejecutarse. Finalmente, casi no hay proyectos nuevos más allá de los que ya se conocían de la cartera de Proinversión.

A modo de conclusión

Si bien la publicación del PNIC es un primer paso positivo, en Macroconsult esperábamos una mayor claridad en cuanto a medidas concretas para agilizar algunos de los proyectos priorizados. Tomando en cuenta el estado de los principales proyectos de inversión en distintos sectores y las trabas a las que se enfrentan, el último Reporte Económico Mensual (REM) de Macroconsult próximo a publicarse, ha identificado la inversión realizable en los próximos cinco años (2019-2023), así como su probabilidad de ejecución.

Artículo de la semana: Una mirada al Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad