Argentina

La economía argentina está golpeada por diversos frentes.

Economía: La economía argentina está golpeada por diversos frentes. Un derrumbe de la actividad producto de la cuarentena para contener los contagios del Coronavirus, un déficit fiscal creciente para morigerar el impacto negativo en el entramado productivo y social del confinamiento financiado con emisión y una renegociación de la deuda pública que parece encauzada, pero mientras tanto el Tesoro está en default. Como si todos estos inconvenientes no alcanzaran, la brecha cambiaria se disparó en el último mes y medio alimentando las expectativas de devaluación del peso. Para evitar que estas presiones depreciaran el Peso, el Banco Central (BCRA) y la Comisión Nacional de Valores (CNV) profundizaron los controles cambiarios ante la creciente tensión. Pese al impacto negativo sobre el golpeado entramado productivo, el endurecimiento del cepo reducirá la demanda de divisas, permitiéndole al BCRA volver a comprar dólares y dándole al gobierno tiempo para lograr un acuerdo con los acreedores Ley Extranjera y para lanzar un programa para potenciar la recuperación post-cuarentena. De hecho, el 2020 debería ser el piso a partir del cual la economía argentina arranque un ciclo de expansión sostenible. Para no dejar pasar otra oportunidad, el Gobierno tiene que implementar una política macroeconómica equilibrada y generar condiciones propicias para que el sector productivo invierta. Ojalá esta vez sea diferente.

Política: La lectura de la responsabilidad que tiene la pandemia sobre los problemas de la gente ya está siendo motivo de disputa en el terreno político, y cada sector promociona el análisis que mejor se adecúe a sus intereses. Veamos algunos contrastes de las miradas según el perfil político del observador: 1) Preocupación dominante: al 64,7% de los votantes del oficialismo le preocupa más el coronavirus que su propia situación económica. En cambio, al 68,0% de los votantes de Macri le preocupa más su situación económica que el coronavirus. 2) Respuestas económicas del gobierno: el 74,3% de los votantes del Frente de Todos evalúa positivamente las respuestas económicas de gobierno a la pandemia, a la par que el 67,1% de los votantes de Juntos por el Cambio lo hace de manera negativa. 3) Responsabilidad por la situación económica: el 71,4% de los votantes del oficialismo le asignan una baja responsabilidad a éste por el impacto negativo de la pandemia en la economía. En sentido contrario, el 67,5% de los votantes macristas le asignan una responsabilidad alta. En resumen, la disputa política versará en torno a si fue la pandemia o la respuesta de Poder Ejecutivo la principal causa de que la crisis económica se haya agravado.

Argentina