Mensajes riesgosos en la pandemia

Por: Yohnny Campana

Fuente: Diario Gestión

Fecha: 05 – 08 – 2020

Recientemente los economistas Nicolas Azjenman, Tiago Cavalcanti y Daniel Da Mata de la Fundación Getulio Vargas de Brasil publicaron un documento de trabajo (More than Words: Leaders’ Speech and Risky Behavior During a Pandemic) que muestra que las expresiones del presidente Bolsonaro minimizando el Coronavirus habrían inducido a la población a adoptar comportamientos riesgos en medio de la pandemia. En concreto, el estudio encuentra que sobre el segmento de población donde el presidente de Brasil tiene mayor respaldo político los mensajes habrían impactado reduciendo el distanciamiento social y, a través de ello, aumentando los contagios. Este impacto habría sido particularmente significativo entre las municipalidades con mayor actividad de redes sociales y en aquellas con mayor presencia de población evangélica, que es a la que pertenece Bolsonaro.

La evidencia presentada por Azjenman y colegas es relevante, pues exhibe el riesgo que los mensajes irresponsables de los líderes pueden tener sobre los segmentos sociales en los que tienen influencia, en un contexto en que la conducta prudente por parte de la población es necesaria para luchar contra el avance del virus y en que, debido a la abundante y desordenada información existente, no es fácil anclarse a referencias confiables.

Esto claramente toma relevancia en días recientes en el Perú, en que se ha visto a personas con influencia haciendo afirmaciones temerarias en medios masivos sin tener conciencia aparente de las consecuencias. Así, por ejemplo, se observó a un líder de la iglesia evangélica exigiendo que se permitan las celebraciones masivas en iglesias y alentando dejar el aislamiento, sin entender las altas externalidades negativas de la enfermedad. En Arequipa el gobernador exaltaba las virtudes del dióxido de cloro y demandaba al Estado su uso para tratar a pacientes infectados de coronavirus a pesar de que todavía existen dudas entre los científicos sobre su utilidad e inocuidad. Igualmente, hubo periodistas aseverando firmemente que el coronavirus no afecta mucho en la altura, aun cuando de momento esta es una hipótesis sin suficiente respaldo empírico formal.

Como estos, se han visto numerosos mensajes de líderes que tienen llegada sobre ciertos segmentos importantes de la población que pudieron haber generado resultados lamentables sobre el avance del virus.

En un período en que existen volúmenes ingentes de información que fluyen a ritmo vertiginoso y donde no es fácil identificar fuentes seguras, estos mensajes pueden minar los esfuerzos que hace el Estado. Por ello es necesario que los neutralice tempranamente, entregando información confiable y reforzando la comunicación permanente con la población. Hasta ahora este es un aspecto defectuoso en la gestión de la pandemia.

Mensajes riesgosos en la pandemia