Ecuador

Aunque no hay datos de cuentas nacionales o mercado laboral que muestren la afectación que la economía ecuatoriana ha sufrido como consecuencia del COVID-19, algunas cifras fiscales pueden dar una idea aproximada.

Economía: Aunque no hay datos de cuentas nacionales o mercado laboral que muestren la afectación que la economía ecuatoriana ha sufrido como consecuencia del COVID-19, algunas cifras fiscales pueden dar una idea aproximada. Entre enero y mayo los ingresos del Presupuesto del Estado cayeron 17,4% respecto a igual período del año anterior, explicado principalmente por un desplome de 59% en los ingresos petroleros y de 18,5% en los tributarios. No obstante, la situación se muestra incluso más crítica cuando se analiza únicamente las cifras de mayo: en ese mes los ingresos petroleros cayeron 94% y los tributarios 40%, siempre en términos interanuales. Dentro de estos últimos, los ingresos por IVA cayeron 50%, lo que, considerando la alta correlación de ese impuesto con el nivel de actividad y el consumo privado, anticipa que ambas variables sufrieron una fuerte contracción durante los meses de confinamiento. La reapertura parcial a partir de junio debería permitir que la situación empiece a repuntar. Como consecuencia de la caída en los ingresos, el gobierno está recortando algunos gastos pero también acumulando atrasos, en sueldos, pagos de bienes y servicios, y sobre todo en transferencias a otras instancias del sector público (gobiernos seccionales y seguridad social).

Política: Esos atrasos y recortes están entre los argumentos que algunas bancadas legislativas están usando para promover un juicio político contra el ministro de Economía y Finanzas. El presidente Moreno ha pedido a los asambleístas que no sigan adelante con ese juicio, pero difícilmente ese pedido surta efecto. Mientras tanto, el ministro continúa avanzando en la renegociación con los tenedores de bonos soberanos del Ecuador, a fin de aliviar las presiones de pago de este y el próximo año. Además que el ministro lidera la negociación con el FMI, clave para aceeder a nuevo financiamiento. Cabe recordar que por lo pronto el Ecuador está en un período de diferimiento aceptado por los acreedores; ese período vence a mediados de agosto.

Otro tema relevante en lo político son los escándalos de corrupción que están vinculados con sobreprecios durante la emergencia y que se han destapado en las últimas semanas. Estos escándalos han golpeado a distintos movimientos políticos, incluyendo el oficialista.

Ecuador