Editorial: Riesgos y oportunidades para 2018

En la Reunión Anual (RA) del Sistema de Información de Macroconsult identificamos una serie de riesgos oportunidades para 2018. En este editorial hacemos un balance.

Luego de cuatro años de desaceleración del ritmo de actividad económica, parece que la fortuna ha cambiado ya que ahora nos adentramos en una etapa de recuperación del dinamismo perdido. Las causas detrás de este cambio de dirección son las condiciones externas, sobre todo en su reflejo sobre los precios de los minerales que exportamos.

La evaluación del comportamiento de la economía mundial permite esperar que la magnitud de los aumentos que se han registrado en los últimos meses en los precios de los principales commodities que exportamos, se mantengan por lo menos en lo que resta de este y todo el próximo año. Dado el alto impacto que la economía internacional tiene sobre nuestra economía, esto debe generar suficiente impulso interno para dinamizar el consumo y la inversión privada, además de apoyar la recuperación de la recaudación tributaria.

En este contexto, es útil evaluar cómo se van a comportar algunos factores no económicos que tienen impacto sobre la economía, a fin de precisar mejor la velocidad y duración de esta recuperación. En la Reunión Anual (RA) del Sistema de Información de Macroconsult sobre los escenarios y riesgos para 2017/2018, llevada a cabo esta semana, paneles de expertos han hecho esta evaluación, arribando a conclusiones que nos parece importante relievar en este Editorial. El primer factor, que emerge bajo la forma de un riesgo potencial, tiene que ver con los cambios que está imponiendo el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en las relaciones de su país con el resto del mundo. Nos atañe principalmente su política comercial proteccionista, en el marco de la cual ha iniciado la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado por su país con Canadá y México. En nuestro caso, el riesgo es muy bajo, ya que, entre otros, tenemos déficit comercial con Estados Unidos. En el resto de frentes que se han abierto, especialmente con Corea del Norte y Medio Oriente, los riesgos en sus consecuencias son también bajos para nosotros, coincidiendo con la reacción de las bolsas de valores del mundo, que casi no se han alterado.

Más importante parece ser la evolución de la política interna, especialmente en lo que tiene que ver con las relaciones del Poder Ejecutivo con el Legislativo. En este sentido, los expertos distinguen dos resultados opuestos que se han venido observando. Por un lado, en el campo de la economía, en el Congreso hubo un apoyo amplio de la mayoría fujimorista hacia el gobierno pues la bancada respondió positivamente a casi todas las propuestas que le entregaron: ha concedido las facultades legislativas que solicitó; aprobó sin mayor cambio el proyecto de presupuesto para este año; y también, con prontitud y sin modificaciones, el Programa de Reconstrucción con Cambios; entre otros. No consideran que existan altas probabilidades de un cambio de esta conducta. Por otro, en el campo político, hubo recurrentes etapas de tensión, lo que culminó con la censura del Gabinete de Fernando Zavala. La convivencia que se está gestando con la nueva Presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Araoz, puede continuar con altibajos, y no consideran que exista una alta posibilidad de una nueva censura al gabinete que conduzca a la disolución del Congreso. Un riesgo que consideran importante por su impacto es el surgimiento de revelaciones del caso Lava Jato que involucran a autoridades de alto nivel. Tampoco consideran que un posible indulto a Alberto Fujimori pueda tener efectos negativos importantes sobre las relaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Lamentablemente, en las condiciones políticas que prevalecen, concluyen que no hay campo para la aprobación de reformas que son necesarias. En este contexto se hizo énfasis en lo riesgoso de la situación tributaria y fiscal, ya que, de acuerdo con el ranking de presión tributaria de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Perú ocupa el antepenúltimo lugar en Latinoamérica y ese año registra uno de los cuatros peores índices de recaudación en 50 años, salvo los registrados durante el primer gobierno de Alan García. A pesar de esto, no consideran como probable que se adopten medidas de aumento de tributos en los casos que requieran aprobación del Congreso. Si se espera la modificación de tasas donde la decisión esté en manos de Ejecutivo. Igualmente, se hizo énfasis en el alto riesgo que representa la jurisprudencia que ha impuesto la estabilidad absoluta en el empleo, que se establece por una decisión del Tribunal Constitucional en 2012. Por eso, consideran alentador que en el diálogo entre la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, y el Presidente Pedro Pablo Kuczynski, se decidiera restablecer la interpretación previa del mandato constitucional mediante la renovación de los miembros del Tribunal, proceso que ya habría empezado.

En conclusión, los riesgos que podrían mediatizar o frustrar la recuperación económica, no tienen una probabilidad de ocurrencia alta, así que la recuperación del dinamismo de la actividad económica parece asegurada, por lo menos en el horizonte de los próximos 15 a 18 meses.

Editorial: Riesgos y oportunidades para 2018